No hay duda de que ignorar las experiencias de la historia lleva a que se vuelvan a repetir las mismas experiencias. Lo que está ocurriendo en este momento en Rojava prueba esta afirmación.


En el Kurdistán iraquí (Bashour) el movimiento nacionalista kurdo desde 1961 a 1975 estuvo en guerra con el gobierno iraquí, demandando la autonomía del pueblo kurdo, con el apoyo y la ayuda de los Estados Unidos y sus aliados. El movimiento colapsó el 6 de marzo de 1975 en las 44 horas posteriores a la eliminación del apoyo facilitado por Mohammad Reza Pahlavi, que era el jefe del régimen iraní en aquel momento. El colapso ocurrió cuando ambos regímenes, iraquí e iraní hicieron un pacto.

El movimiento kurdo en el Kurdistan iraquí no estaba solo en su amarga experiencia  con los USA en su lucha. De hecho, algunos otros movimientos que apoyaban a los Estados Unidos sufrieron el mismo destino.

Tras todas estas experiencias en la región, otro partido político, el Partido de Unidad Democrática (PYD) de Rojava cayó en la trampa de los Estados Unidos en 2015. El PYD se convirtió en el principal aliado de los USA para luchar contra el grupo terrorista ISIS. Como resultado, el PYD sacrificó millares y millares de su ala militar las Fuerzas Democráticas de Siria (SDF), hombres y mujeres que han sido les mejores  luchadores del mundo, y en las que también habían participado muches extranjeres.
Desde el principio estuvo claro para nosotres que tras Kobane, cualquier lucha excepto la auto defensa iba a servir a los intereses americanos y europeos y no al interés kurdo en Rojava.

El PYD, aliado con los USA, ha sido otro factor a la hora de molestar al estado de Turquía y Siria y también de volverlos más agresivos. Ejemplo de esto es  que Turquía invadió Afrin en enero de 2018 y ahora Rojava.
Ahora es muy obvio como los USA utilizaron al movimiento kurdo en Irak para sus intereses políticos, económicos y militares, lo ha vuelto a hacer en Rojava. En otras palabras, cómo los USA abandonaron a los kurdos en Irak en 1975 permitiendo que los regímenes iraquí e iraní hicieran un pacto a expensas de los kurdos y ahora hacen lo mismo con Rojava. La única diferencia es que esta vez puede ser peor que en 1975. Todos sabemos lo brutal que puede ser el invasor, causando tantas muertes y destrucciones.
Nosotres, les anarquistas, en cualquier lugar en que vivamos, cualquiera que sea nuestra lengua, estamos en solidaridad con la gente explotada de todas partes y de aquellos que viven bajo las terribles condiciones de una guerra. Sentimos que es nuestro deber apoyar y ofrecer solidaridad con las voces civiles y libertarias pero no con los partidos políticos, los gobiernos y los estados.

Siempre creímos que el poder del PYD en Rojava traería desastres para las personas de allí. Creímos que el PAYD como cualquier otro partido político lo intenta todo para aliarse con las fuerzas poderosas simplemente para alcanzar sus objetivos políticos. Hemos visto que cuando PYD en Dihok se comprometió con el Partido Democrático Kurdo iraquí (KDP) y el Consejo Nacional Kurdo Sirio para los Partidos de Oposición Kurdos (ENKS). En este pacto PYD ofrecieron a ENKS 40 sillones sin consultar con el pueblo de Rojava. También fuimos testigos de que PYD actuó como un poderoso partido autoritario al cambiar YPG/Y de las fuerzas voluntarias de la comunidad a sus propias fuerzas. Negociaron con Assad, cambiaron su dirección, dominaron la situación en Rojava. PYD ha hecho todo esto sin el conocimiento del pueblo de Rojava.

Consecuentemente, nuestres compañeres no se han callado nunca a la hora de criticar a PYD y la situación en Rojava. Ahora deseamos que la gente de Rojava, aunque pueda ser un poco tarde, pero que aún sea posible hacer algo positivo. Las asambleas, grupos y organizaciones de masas en ciudades y pueblos tras derrotar a los invasores o tras el alto el fuego puedan devolver las autoridades y el poder hacia la auto administración social. También creemos que es momento de que el pueblo Rojava aprenda la lección de no confiar en ningún partido político, para escapar de los juegos que juegan PYD y otros partidos políticos, en los que la gente son los principales perdedores.

Por el momento, Rojava se mantiene contra la invasión del neo-imperio otomano. Como revolucionaries, es nuestro deber apoyarles en todas las formas posibles. Nuestro apoyo a Rojava no se debe a que la población sea mayoritariamente kurda, sino porque estamos en contra de todo tipo de guerras. Siempre es la población civil como los pobres, vulnerables, mujeres, ancianos y niños, los primeros en pagar el precio.

Esta guerra ha comenzado hoy, 10 de septiembre, ha sido declarada por el estado de Turquía y sus fuerzas delegadas incluyendo les nacionalistes árabes y turcos, el ENKS y posiblemente el Gobierno Regional Kurdo (KRG). Por todas partes, la guerra trae desastres inseparables de la sociedad de clases y el capitalismo. Estamos también contra todo tipo de poder, dominación, sistemas jerárquicos y superioridad de clase, ya que causan opresión de las poblaciones y privan a las personas de gobernarse a sí mismas.

Nuestra alternativa es la auto administración social de cantones y comunidades, fuera del control de los partidos políticos, los estados y cualesquiera otras organizaciones jerárquicas. Denunciamos a Erdogan y sus aliados por invadir Rojava y les declaramos culpables de lo que allí ocurra. Nuestros corazones y mentes están con el pueblo de Rojava.

No al estado, los partidos políticos, la guerra, la invasión, el terror.

Sí a la solidaridad, la libertad, la igualdad, la justicia social y la auto administración social.

Foro Anarquista de habla Kurda (KAF)

8 octubre 2019

Gracias à los compañeros de la CNT-AIT Albacete por la traducción.

Original al Kurdo y frances:  http://blog.cnt-ait.info/post/2019/10/14/SOLIDARITE-ROJAVA