¿Su crimen? Ser una mujer joven, libre y comprometida que, en 2008 a la edad de 18 años, decidió ir a las Montañas Qandil del norte de Iraq. Allí, en contacto con el ubicuo PKK, se entrenó en cuidados y trabajó como enfermera durante varios años. En marzo de 2015, mientras se encendía la batalla de Kobane, ella se marchó para unirse a la Resistencia contra el neo fascismo islamista, sirviendo como enfermera para el YPG y como intérprete para los voluntarios internacionales. Fue arrestada en 2016 en el aeropuerto de Estambul cuando se preparaba para regresar a Francia. El gobierno turco, de toda su historia, retiene tan solo el capítulo de su estancia con la Resistencia Kurda y no su compromiso contra el Estado Islámico que, no obstante, también el estado turco afirma combatir. Fue sentenciada en noviembre de 2016 a 5 años de presión y, desde entonces, paga condena en confinamiento solitario como presa política.

Como Agnès Casero, su abogada en Francia y presidenta de la asociación ALEF  (Asociación para el secularismo y la asistencia mutua internacional de las mujeres) afirma: “es posible ponerse en comunicación con ella, a través de nuestra asociación. ¡Ella pregunta porque cada carta que recibe le da un buen subidón de moral!”

Hacemos un llamamiento a todes les que compartan nuestros valores de libertad, igualdad y solidaridad para que envíen a Ebru una postal o una carta o un dibujo o un poema... las cartas que recibamos las trasmitiremos a Ebru. Idealmente, nos gustaría que Ebru recibiera estas cartas para el Primero de Mayo, que ella celebra cada año en su celda.

Para que las postales puedan pasar la censura turca, deben evitar toda consideración política y dar preminencia a las palabras de ánimo y solidaridad.

Podéis enviar vuestra postal ya sea por email a contact@cnt-ait.info o por correo postal a:

ALEF

142, rue de Clignancourt

75018 PARIS

FRANCE

¡Gracias en nombre de Ebru!